¿De qué Va?

Siempre he tenido ganas de publicar algo y por “x ó y” razón nunca me atreví a escribir algo serio, todo se queda en palabras que solo revuelan mi mente para después escapar y no volver jamás. Por otro lado, existe también este cosquilleo artístico que me envuelve en ocasiones y que se ve satisfecho cuando dejo fluir las ideas; que quede claro que no pretendo ser uno, ni mucho menos convertirme en uno. El motivo que me impulsa; mas allá de radicar en lo personal, está guiado en compartir con alguien todas esas frases que se me ocurren y también, en tener un lugar para recordar mi visión del mundo y la vida.

No sabría decir exactamente cuándo empecé a sentir una especie de inquietud por escribir; la pena, el miedo al que dirán y la inseguridad nunca me dejaron hacerlo, nunca me atreví a comprender y estructurar todo lo que tengo en mente. Honestamente aún tengo miedo, solo soy alguien común y corriente que está en busca de ese algo que todos buscamos y por algo se tiene que empezar ¿no es así? Este viaje iniciara sin importar el destino.

Al paso del tiempo voy leyendo frases, (no tantas como quisiera) desde las más reconocidas y las que menos; así, me he dado cuenta como una frase de pocas palabras puede cambiar el estado de ánimo de alguien en un dos por tres ó puede que lo haga replantarse su presente y ¿Por qué no? intentar cambiarlo, soy gran creyente del poder de las palabras. Espero que lo que encuentres aquí tan siquiera saque una sonrisa en tu rostro, o mueva algo dentro de ti que nos permita volver a vernos, volvamos a poner de moda leer un blog. Hoy en día todo es YouTube e infinidad de redes sociales, para mi este tipo de lugares son más propensos a la falsedad, todo se trata de imagen, haciendo a un lado la sinceridad mientras que al escribir un blog la única herramienta que se tiene es lo que se escribe y solo de las letras; junto con la sinceridad con la que sean plasmadas, dependerá que las personas se acerquen.

No les voy a contar mi historia o vendré a descargar mis problemas, solo dejare a mis manos escribir y que se expresen desde lo más profundo de mi mente, que salgan a la luz aquellas palabras que espero lleguen a una pequeña fracción de este gran mundo, también, quiero librarme de la monotonía que me abraza día a día y tener un pequeño espacio donde dejar que las letras hablen mientras mi yo interior va en busca de sanación, buscando orden en una mente tan dispersa y por encima de todo, conectar con quien se acerque a leer un poco de lo que percibo a mi alrededor.

Liberta.