Fui yo.

¿Alguna vez te has puesto a pensar en lo que tuvimos? o ¿Me odiaste después de haberme alejado?

de ser así no te culparía, es mejor si lo nuestro ya terminaste olvidando

yo no sabría decirte si es así, supongo que por algo para escribir esto en ti me he inspirado

tú fuiste una ráfaga que desequilibro uno por uno mis sentimientos.

Bien me advertiste sobre lo que me esperaba y yo ingenuamente acepte las condiciones con los ojos vendados

sin ver ni saber que lo que venía no sobria como manejarlo

yo era obscuridad, tu una llama ardiente que me termino quemando

una luz brillante que amenazaba con consumir la tan preciada obscuridad en la que vivía en aquel tiempo

no me sentía listo para un cambio así, entre en pánico

la incertidumbre estaba presente, por eso termine huyendo.

Recuerdo bien aquellas tardes de tragos, tu y yo solos

aquellos abrazos y cada uno de los te quiero

tus mensajes de texto, tu sonrisa, tus mejillas y tus labios

las salidas con nuestros amigos y la primera vez que nuestros cuerpos se juntaron

pero lo único que no puedo recordar y tal vez no quiera, es el momento en el que todo se fracturo y conforme pasaban los días perdíamos el entusiasmo

por todo el tiempo que perdiste y el daño que nos causamos me disculpo

asumo la derrota pues de los dos, fui yo el que se rindió

Tengo un lugar exclusivo para ti en mi corazón

no creo que lo nuestro fuera un error, pero era completamente necesario que tomara una decisión

lo nuestro ya no se sostenía con nada, eso era claro

y de cualquier manera, tarde o temprano lo nuestro estaría acabado.

Libert.

Anuncios

Ese Maldito Paso que Nunca Doy

Si duro poco entonces, ¿por qué duele tanto?

No logro sacar la espina de ese amor efímero

que a pesar de las ilusiones, emociones y momentos

ese que, por miedo y heridas del pasado, termina acabando

y nunca sabes por que

a hora solo queda el eco de aquello que nunca dijimos y como duele

recuerdo haberme emocionado cual niño

cuando por primera vez me besaste

lamento no llegar a ser aquello que imaginaste

cuando perdí tu confianza; tu por mí, el interés perdiste

nada volvió a ser lo mismo desde aquel instante

y lo que pudimos llegar a ser

se quedó en aquella banca en Guanajuato

tristemente, regresando de aquel viaje

lo que sea que éramos, iría cuesta abajo

solo era cuestión de días para que termináramos olvidándonos

un amor fugaz, otro más que ha terminado

me siento culpable por todo aquello en lo que me he equivocado

la soledad vuelve a cubrirme con su manto y no lo voy a negar es muy cálido

mi culpa proviene de saber que fuimos victimas del miedo, el orgullo, pude ser más arriesgado

debí besarte más cuando aun podía

debí abrazarte más y decirte cuanto te quería

preferí comportarme como un niño, fui muy inmaduro

fui un idiota

no sabré lo que es una vida a tu lado, mi alma una vez más se queda perdida

Cuando nos encontramos todo parecía perfecto ¿qué nos impedía dar el paso?

fue aquella mentira que oculte todo el tiempo

o que nunca fui completamente transparente y abierto

quizá fue porque siempre sentí limitaciones de tu parte

era un enorme muro entre los dos, aunque, puede ser solo mi imaginación

la verdad es que ninguno de los dos hizo algo para derribarlo

He decidido hablarte por medio de este verso pues no espero lo leas algún día

no fuimos de aquellos que sus sentimientos compartieran

todo este tiempo juntos y es como si no te conociera

no sabía que ese silencio sería el que terminaría con lo que queda

yo me quedare pensando en ese maldito paso que nunca doy

no es la primera vez que pasa

siempre me quedo a un paso de amarla.

Liberta.