Últimamente…

      Se que mi página no es de aquellas que aparecen actualizadas cada que entras a navegar a internet, también no soy como aquellos que crean relatos y cuantos maravilloso, tampoco soy de los que escriben increíbles poesías, pero aun así, hace algunos días llegue a los poco mas de 50 subscritores y para ser honesto es mas de lo que esperaba; si claro, la mayoría son follows y likes de las personas que cordialmente me devuelven el gesto, aun así, gracias en verdad.

Últimamente me había costado demasiado sentarme frente a mi escritorio con pluma y papel, miren que me he sentido más disperso de lo normal y la poca atención que me queda la ocupo para hacer deberes de la universidad. Hoy decidí continuar rayando mi libreta que ocupo para dar un poco de orden a mi mente, creo que me he dejado afectar, una vez más, por todo lo malo que veo a mi alrededor cubriéndome en un amargo letargo del que me cuesta emanar, a veces suelo sentirme abrumado por mi entorno.

Me aflige ver como los medios de comunicación como la televisión tiene una programación cada vez más pútrida, con programas sin contenido y repetitivos, exhibiendo a las conductoras y otros haciendo el ridículo, si, aún existe programación buena, pero hay que tener TV de paga o acceso a internet, hoy en día, aunque sea una época en la que este tipo de servicios son más comunes aún existe una gran parte de las personas que no tienen acceso tan fácilmente a ellos y su única opción es la TV abierta, empero es relativo al país donde te encuentres. También, me confunde ver como mi país se detiene en año de cambio de presidente, este año en particular, con la victoria de AMLO, el centro de atención se transfiere a una persona que aun no llega al poder y olvidamos que aun hay alguien que debe rendir cuentas; no conformes con ello la población esta aun mas dividida que antes (“izquierda” y “derecha”, para generalizar). Vamos, que la culpa no es solamente de las autoridades y gobernantes, la población misma se deja infectar por la indiferencia, ignorancia, intolerancia y la falta de respeto que se tiene por el entorno en el que se vive. Me perturba ver las noticias llenas de violencia por todos lados e información que no sabes si es verídica o falsa, pero aun así es sorprendente ver de lo que algunas personas son capaces de hacer, peor aún en una sociedad tercermundista que parece que ama serlo y hace todo lo posible para mantenerse en ese estado de supuesto desarrollo. Así voy, angustiado por el rumbo que va tomando la sociedad en la que vivo, pues existe gran posibilidad que yo también forme parte del problema sin saberlo, pues errores he cometido demasiados, consciente o inconscientemente y es que se perfectamente que es más fácil criticar lo que se ve, pero al poner un espejo de frente ya no lo es tanto.

Para escapar de todo esto recurro al aislamiento, lo logro quedándome en casa alejándome de las personas que me rodean, es algo que no puedo evitar, soy de esas personas que recuperan su energía en soledad; aunque a veces esa soledad conlleve un costo, perder amigos, oportunidades, en fin, tiempo valioso. Eventualmente, logro salir de este estado amargo, quizá mas fuerte y mas sabio ó es posible que dejarme afectar por cosas que normalmente no le afectarían a los demás sea una pérdida de tiempo, un desgaste emocional. ¿Por qué todos quieren cambiarse a si mismos y ser mejores?, no digo que este mal, incluso si es esencial, pero el famoso “cambio” no esta en uno mismo; para mi eso es una falacia, el cambio esta en conjunto, en entender que no importan que tan buenos seamos como personas, si olvidamos que las personas vivimos en sociedad.

 

Libert.  

Anuncios